Como todos los años, esta fecha brinda la oportunidad de difundir y recordar la importancia del consumo de leche en edad escolar, como clave para el para el desarrollo intelectual y físico de los niños.

Buenos Aires, septiembre de 2017 – La Serenísima adhiere al Día Mundial de la Leche Escolar, una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con divertidas actividades para adquirir hábitos saludables en escuelas de General Rodríguez.
Desde Mastellone Hnos., y como parte del compromiso con las familias para generar conciencia y destacar los aportes nutricionales de los lácteos, la compañía visitará del 25 al 29 de septiembre distintas escuelas de General Rodríguez -donde se encuentra el Complejo Industrial Pascual Mastellone – con juegos, actividades y charlas sobre la importancia del consumo diario de 3 lácteos.
El Día Mundial de la Leche Escolar es celebrado el último miércoles de septiembre en más de 25 países con el fin de sensibilizar acerca de la importancia nutritiva de la leche, en particular para los chicos y adolescentes.
La leche aporta valiosos nutrientes para los niños en edad de crecimiento como proteínas, que desarrollan y regeneran los músculos y tejidos de todo el cuerpo; vitaminas, que ayudan a reforzar las defensas para evitar que los chicos falten a la escuela; y calcio, muy necesario para huesos y dientes en permanente crecimiento y recambio. La leche también hidrata debido a su contenido en agua y minerales. Además, al ser un alimento versátil, permite su consumo de cualquier manera y en cualquier momento del día.
Para lograr cubrir los requerimientos indispensables del cuerpo, es importante convertir a la leche y sus derivados en alimentos habituales y diarios en la alimentación. Las Guías Alimentarias para la Población Argentina, del Ministerio de Salud, recomiendan el consumo de 3 lácteos por día, que puede alcanzarse con un vaso de leche (200 ml), un yogur (200 cc) y una porción de queso (30g).
Cuando un niño recibe un vaso de leche en su ámbito escolar, obtiene un alimento de buena calidad nutricional, pero también aprende a vivir con salud, a adoptar buenos hábitos desde la infancia para poder replicarlos en el hogar y en cualquier otro ambiente, a incorporar un adecuado aporte nutricional a su alimentación, y a determinar un buen desarrollo, rendimiento intelectual y aprendizaje.

 

www.laserenisima.com.ar